¿Cómo montar un taller de bicicletas?

Montar un taller de bicicletas en estos momentos es una idea excelente. Son muchos los factores que hoy se combinan para darle auge a las bicis. Entre estos podemos señalar el cuidado del ambiente y de la salud; además, muchos prefieren evitar las aglomeraciones del transporte público sobre todo si vives en una ciudad con grandes cantidad de habitantes.

¿Cómo montar un taller de bicicletas?

¿Estás decidido a emprender con un taller de bicicletas?

Este contenido es para ti. Te compartimos información que ha sido útil a otros emprendedores, como el acondicionamiento del local, las herramientas profesionales para el trabajo, y por supuesto, algunas ideas para hacer que el negocio sea rentable. ¡Comencemos!

Eligiendo el local para el taller de bicicletas

Este es el primer paso para montar el taller de bicicletas: el local donde vamos a trabajar. Más de un taller, de los que hoy conocemos en nuestra localidad, comenzaron en el garaje de la casa; otros han empezado en espacios muy amplios. Todo depende de cuánto presupuesto tienes y de los servicios que brindarás en tu taller. 

Si te vas a dedicar a reparar bicis, no hace falta mucho espacio. Ahora, si vas a ofrecer repuestos, accesorios, además de reparación, entonces vas a necesitar un espacio más amplio. Lo importante es que sea cómodo para trabajar y que los clientes puedan visualizar todos los repuestos y accesorios disponibles en tu taller.

Herramientas profesionales para reparar bicicletas

Los talleres siempre están llenos de herramientas, y un taller de bicis no es la excepción. Necesitas hacer una inversión en estas herramientas si quieres que tu trabajo sea profesional. Además éstas te facilitarán el trabajo y harán que quede de primera calidad. Hemos seleccionado 10 de estas herramientas, veamos a continuación. 

Soportes para bicicletas

Es imposible reparar bicicletas sin un soporte o potro de taller; gracias a esta herramienta colocamos la bici a la altura necesaria para hacer cualquier tipo de trabajo de reparación o limpieza. En el mercado hay variedad de modelos, siendo los más populares el de estilo euro y el de mordaza. También puedes elegir entre portátiles y fijos.

Al momento de adquirir estos soportes es significativo que detalles su resistencia, facilidad de uso (ajuste de ángulo y altura) y su durabilidad, entre otros detalles importantes. Además es aconsejable que conozcas los pros y contras de cada modelo antes de hacer la elección. 

Bancos o mesas de trabajo

Un banco o mesa de trabajo nos ayuda a tener todas herramientas ordenadas y a la mano; la mayoría de estas mesas incorporan cajones o gavetas para guardar todas las piezas pequeñas que necesitamos al momento de reparar las bicis. En el mercado puedes encontrar una mesa para tu taller que se adapte al volumen de trabajo y a tu presupuesto.

Juego de llaves (fijas, combinadas, Allen y Torx)

Las llaves están entre los materiales indispensables para un taller de bicicletas. Para empezar necesitas al menos un juego de llaves fijas y combinadas. Estas serán útiles para apretar, enroscar y desenroscar tuercas. Con un kit de estas llaves tendrás para empezar, solo asegúrate de que sean de buena calidad.

Las llaves Allen son las ideales para trabajar con bicis que tienen este tipo de tornillos, y se necesitan estas llaves especiales para manipularlos. Pueden comprar el juego completo o comenzar con 2 de estas llaves, una milimétrica y otra de mayor escala.

Para manipular los tornillos estriados de las bicicletas vas a necesitar otro tipo de llaves. Son muy parecidas a las Allen, pero su punta está diseñada para ensamblarse a los tornillos estriados, son conocidas como llaves Torx. Es recomendable comprar el kit completo para lograr trabajos profesionales.

Alicates y destornilladores

Imposible imaginar un taller de bicicletas sin alicates y destornilladores. Busca un juego de destornilladores manuales, básico. No necesitas comprar un paquete de 18 piezas, puedes comenzar con 4 destornilladores que incluyan uno plano, uno Phillips, y otros de tu preferencia.

Igual sucede con los alicates, asegúrate de adquirir al menos un alicate universal y otro para abrir y cerrar los eslabones de la cadena; hay variedad de modelos en el mercado y a precio económico.

Martillo o mazo

Un martillo de goma es necesario para realizar trabajos de reparación sin deformar las piezas o causar daños en la bici. Por ejemplo, para sacar ciertas piezas difíciles es necesario usar esta herramienta. El material recomendado para el martillo es la goma o el nylon. Procura que su mango sea ergonómico para que trabajes con mayor comodidad.

Bombines para neumáticos

Imprescindible para el llenado de las cámaras de cauchos, es una herramienta que no ocupa mucho espacio en el taller y que atraerá clientes. Las bombas de aire profesionales de pie son una inversión que vale la pena. Puedes indagar en el mercado, hay algunas de buena calidad que no resultan muy costosas.

Llaves dinamométricas

Este tipo de instrumentos son imprescindibles para hacer un trabajo de calidad con las bicis. Con esta llave vamos a ejercer apriete con una escalada exacta, sin excedernos, lo cual podría dañar algunas piezas delicadas de la bicicleta. Asegúrate de elegir un kit completo de estas llaves porque vas a necesitarlas para los diferentes tipos de bicicletas que lleguen al taller. 

Tronchacadenas o corta cadenas

Se trata de otro elemento básico en un taller de bicicletas. Sólo manos expertas emplean con habilidad esta herramienta al momento de reparar la cadena de una bici. Aunque hay un arsenal de tronchacadenas en el mercado, es sabio adquirir uno que sea robusto y de buena calidad. Recuerda que el trabajo que se hace con esta herramienta es de fuerza y resistencia.

Extractores

En esta sección hemos incluido todos los aparatos que te serán útiles para extraer algunas piezas de la bici:

  • Cassette o caja de cambios 
  • Bielas

Estos extractores (tanto de cassette como de bielas) son económicos. Y puedes encontrar uno que sea universal, en caso de que tu presupuesto no te permita tener más de uno de estos extractores.

Materiales que no pueden faltar en un taller de bicis

Nos referimos a los implementos o materiales para darle el mantenimiento a las bicicletas. Engrase, pulimento y lubricación son un punto a favor, al momento de entregar un trabajo en tu taller. Podría decirse que son un plus a tu trabajo, que sin duda te asegurará más clientes. 

Si quieres crear una buena imagen de marca, entonces, asegúrate de incluir en tu taller y darle un uso profesional a los siguientes materiales:

  • Desengrasante
  • Aceite o cera lubricante
  • Cepillo y esponja
  • Jabón neutro

Hay muchos otros implementos, materiales y herramientas que irás descubriendo a medida que vayas realizando reparaciones en el taller. Aquí sólo hemos considerado los más necesarios para que puedas hacer un trabajo optimizado de forma rápida y profesional. 

Ahora ya tenemos el local y las herramientas, es hora de poner en marcha el taller de bicis. ¿Te gustaría conocer qué han hecho algunos emprendedores para conseguir sus primeros clientes y salir adelante con su negocio? Vamos a ver a continuación.

Consejos prácticos para montar un taller de bicicletas que sea rentable

Muchos de nosotros conocemos del éxito de algunos talleres que son referencia en nuestro país. Hemos indagado con sus fundadores lo que han hecho para sacar adelante sus negocios a pesar de la crisis económica y otras circunstancias adversas. Aquí están sus estrategias y recomendaciones:

  • Piensa como el cliente. Ubícate en una zona estratégica donde están los que se transportan en bici, que puedan verte todos los días mientras van y vienen en sus bicicletas. Que se acostumbren a tu presencia, haz que se familiaricen con tu taller, y trátalos como te gustaría que lo hicieran contigo.
  • Hazte visible en la Red. Necesitas publicidad, no decimos que vas invertir todo tu presupuesto en esto, pero sí es necesario que te apoyes en expertos que hagan visible tu taller en Internet. No importa que tan sencillo sea, lo que cuenta es el servicio que brindas.
  • Gánate a los clientes con pequeñas ofertas. Esta es la mejor promoción para cualquier negocio. Por ejemplo, descuentos en las reparaciones o entrega de los trabajos a domicilio; son solo algunas opciones. Usa la creatividad y verás que en poco tiempo amplias tu cartera de clientes.

Ser adaptables es la clave del éxito 

Un consejo que nunca falla es ser adaptables. Algunos de los talleres más populares en nuestro país sobrevivieron a la pandemia porque se adaptaron a las nuevas circunstancias. Uno de ellos comenzó a ofrecer servicios a domicilio, otro empezó a contactar y mantener comunicación con sus clientes a través de Internet.

Estos son solo dos ejemplos de lo que podemos lograr con un taller flexible y complaciente con los clientes según el panorama económico que se presente. Los analistas afirman que montar un taller de bicicletas es un buen negocio este año, por el papel de las bicicletas en la post pandemia. ¡Te deseamos mucho éxito! 

¡Haz clic en las estrellas para calificarla!

Promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Antonio Rellat Avatar